Dentistas especializados en Implantes Dentales en Sevilla, Ortodoncia y Odontología General
Síguenos en
Visit Us On FacebookVisit Us On GooglePlus
Acción Social
Acción Social de Clinica dental Acedo Martin
Colaboramos de forma activa con algunos de los colectivos más desfavorecidos o en riesgo de exclusión social; así como con sociedades menos desarrolladas. Leer más

Endodoncia

En Clínica Dental Acedo & Martín, somos especialistas en endodoncias; el doctor Martín Jiménez y su equipo de colaboradores, cuentan con la mejor formación en la materia y con la máxima tecnología para llevar a cabo un tratamiento de garantías. Siguiendo con nuestra filosofía de progreso, además de contar con nuestro motor de endodoncias y localizador de ápice electrónico, hemos adquirido el último modelo de máquina (obturador Sybron Endo) que nos permitirá obturar los conductos de forma tridimensional, completa y segura.

A continuación, os detallamos en qué consiste un tratamiento de endodoncias:

La endodoncia, también conocida como tratamiento de conductos, es un procedimiento que consiste en limpiar, desinfectar y retirar el nervio dañado, sustituyéndolo por un producto llamado “gutapercha”, de tal manera que el conducto por donde discurría el nervio queda sellado de forma segura y libre de bacterias.

Las causas más frecuente por las cuales se tiene que realizar una endodoncia son las siguientes:

Caries.
Traumatismos.
Bruxismo (desgaste de los dientes por el roce de los mismos).

Tipos de endodoncias

Teniendo en cuenta que la morfología de cada diente es diferente, podemos encontrar diferentes tipos de endodoncias:

  1. Endodoncias unirradiculares: para aquellos dientes que tan solo posean un solo nervio o conducto.
  2. Endodoncias birradiculares: para aquellos dientes que posean dos nervios o conductos.
  3. Endodoncias multirradiculares: para aquellos dientes que posean más de dos nervios o conductos.

Posteriormente a la endodoncia, será neceario hacer un seguimiento de la misma para verificar su efectividad y evolución. Además, una vez transcurrido un tiempo prudencial (un mes aproximadamente), es recomendable la colocación de una corona o funda para proteger dicha pieza y evitar futuras fracturas.