L-PRP

¿Qué es el L-PRP (Plasma rico en factores de crecimiento)?

Las plaquetas, son componentes de nuestra sangre cuya función principal es la cicatrización de las heridas y la creación de factores de crecimiento que favorezcan los procesos regenerativos, es decir, ayudan a que el crecimiento del hueso o del tejido dañado sea más rápido y de mejor calidad.

Otro de los factores que ayudan a la cicatrización es la acción de los linfocitos, presentes en el plasma; ya que estos poseen actividad antibacteriana.

Los factores de crecimiento ponen  en marcha unos procesos de sustitución del tejido deteriorado de una manera natural, ya que es el propio cuerpo el que lo produce, consiguiendo así que se reemplace el tejido dañado por uno nuevo o regenerado en un periodo corto de tiempo; ya que se incrementa la diferenciación celular y aumenta la síntesis de colágeno.

El plasma rico en plaquetas se suele utilizar en odontología como tratamiento para regenerar tejidos en los siguientes casos:

  1. Alveolos postextracción (exodoncia de piezas dentales)
  2. Implantes (aumentando mediante suero la capacidad de osteointegración).
  3. Elevaciones de senos para colocación de implantes.
  4. Injerto de tejido conectivo para la reparación de la zona donante.
  5. Regeneraciones óseas para pacientes que han perdido mucho hueso.

El método para obtener plasma, es sesillo en indoloro; y consiste en sacar una muestra de sangre de la misma persona que lo va a utilizar; dicha muestra, se coloca en un tubo con un anticoagulante, el cual se coloca a su vez, en una centrifugadora, que a 20.000 revoluciones por minuto, separa mediante fuerza centrífuga los componentes  de la sangre. Una vez realizado este proceso, se separa el plasma que tiene mayor concentración de plaquetas y se aplica directamente en el lecho de la herida.

L-PRP